¿Fallo del motor en un automóvil arrendado?

¿Fallo del motor en un automóvil arrendado

¿Fallo del motor en un automóvil arrendado?

La falla del motor en un automóvil arrendado puede hacer que le paguen una compensación. Tener una falla en el motor de un automóvil arrendado puede significar que su automóvil es un limón. Es posible que haya oído hablar de la ley del limón, pero ¿qué significa realmente y cómo funciona? Explicaré lo que necesita saber en este artículo.

Generalmente, la falla del motor en un automóvil arrendado si el fabricante no lo repara o reemplaza adecuadamente dentro de un número razonable de visitas de reparación o días, puede constituir un caso de ley limón. Un caso de la ley del limón puede dar derecho al cliente del automóvil a que el fabricante recompre el vehículo y pague una compensación al cliente.

La ley del limón tiene muchos beneficios cuando su motor tiene problemas. Los problemas del motor pueden ser peligrosos y pueden provocar accidentes automovilísticos, incendios y otros problemas. Al devolver un vehículo defectuoso y recibir una compensación por recompra, puede ser mucho más seguro para usted y su familia.

Coche arrendado

Los autos alquilados y los autos comprados pueden calificar bajo la ley del limón. De cualquier manera, las reparaciones del problema del motor generalmente deben ocurrir durante el período de garantía o el período de garantía extendido. De lo contrario, aparte de algunas situaciones limitadas, si su automóvil no está en garantía, el deber del fabricante es mucho más limitado.

Por lo tanto, es muy importante hacer las reparaciones del motor de su automóvil lo antes posible tan pronto como tenga algún problema. Si después de que reparan o reemplazan el motor, los problemas regresan, debe informarles y reparar o reparar el motor nuevamente. Conducir con un motor defectuoso es muy peligroso.

Sin cargo a menos que ganemos.

No hay tarifa a menos que ganemos. Puede tener derecho a un gran acuerdo financiero. Llame ahora y hable con el abogado (800) 400-5050

Queremos escuchar todo lo que tenga que decir.